“Hay algo de alquimia en todo este camino, haber cosechado el fruto, meses después tostarlo y un día en casa tomar ese café tan especial me llena de orgullo y felicidad.”

firma Dahianna Andino